GOVA

CARPINTERIA ALUMINIO Y PVC

LA VENTANA Y LA EFICIENCIA ENERGÉTICA

 

Para poder lograr en el hogar una mayor eficiencia energética radica en alcanzar cubrir cada una de las necesidades de confort de la vivienda, tales como la calefacción y la electricidad, usando una cantidad de energía y recursos mínima, y de esta manera impedir lo sumo posible dañar el medio ambiente.

Claro está, no solo debemos centrarnos en gastar la menor cantidad de energía, sino en no malgastar innecesariamente la que tenemos, y es allí donde radica la gran importancia que tienen las ventanas en este ámbito.

la ventana y la eficiencia energetica

A fin de conseguir una mejor eficiencia energética en una vivienda, se requiere de un buen aislante para el exterior. Tanto el frio como el calor, se filtran por medio de las ventanas, de manera que si estas no poseen un buen sellado, no se lograra conservar una buena temperatura en el interior.

Importancia de las ventanas

Entre las disposiciones que se toman para mejorar la eficiencia energética de una vivienda, el realizar un cambio en las ventanas es uno de los más sobresalientes y comunes. Algunas razones son:

  • Cambiar las ventanas es mucho menos costosos, que el cambio de otras instalaciones como el agua caliente sanitaria, la calefacción o la refrigeración.
  • Estas no solo aportas beneficios a la eficiencia energética y al hogar, sino que también ayuda en la estética de la vivienda.
  • Su instalación es rápida y sencilla.
  • Es sencillo obtener una ayuda o una subvención que incite a la restauración de ventanas.

Por otro lado, a la hora de elegir una ventana es importante tomar en cuenta tanto el material, como el material, cristal y permeabilidad.

Los materiales más usados en la actualidad son el de PVC y el de aluminio, en comparación a la madera que era el más usado anteriormente. Con respecto al cristal, el más recomendable es el doble cristal que incluya cámara de aire.

El día de hoy es muy sencillo conseguir ventanas que sean eficientes, gracias a la etiqueta energética. Esta se encarga de clasificar desde la A (mayor eficiencia) hasta la G (menor eficiencia), de modo que solo debemos darle un vistazo a la misma, para ver cuál es la más adecuada.