ALUNOE

CARPINTERIA ALUMINIO Y PVC

IMPORTANCIA DEL AISLAMIENTO TÉRMICO

 

Un aislamiento térmico adecuado tiene una gran relación con la eficiencia energética y el consumo de energía de un inmueble. Con determinados sistemas constructivos se puede ahorrar hasta un 60% de energía.
Además de contribuir a reducir las facturas del hogar y aumentar la comodidad y el confort en el interior del inmueble, el aislante térmico puede permitir reducir en un 30% las emisiones de CO2. Además, algunos tipos de aislantes térmicos también tienen la capacidad de ser aislantes acústicos.


Ahorro de energía gracias al aislamiento térmico

Cuanto mejor sea el aislamiento térmico de un inmueble, menor será la necesidad de energía de nuestra vivienda. Esto se debe, sobre todo, a que cuanto mejor sea el aislamiento térmico, la temperatura del interior se mantendrá más estable y necesitaremos de menos energía para climatizar la vivienda. Otro aspecto que se reducirá será el consumo de agua.
Es fundamental que una vivienda esté bien aislada térmicamente, logrando que los elementos que estén en contacto con el exterior (muros exteriores, cubiertas, suelos, tabiques y huecos) tengan la mayor resistencia al paso del calor posible.

Hay que saber que aunque el aislamiento de la fachada es la manera más normal de mejorar térmicamente la envolvente del edificio, también se necesita aislar de manera adecuada techos y suelos, así como elegir ventanas y puertas con un nivel adecuado de aislamiento térmico, si bien se deben de evitar los puentes térmicos en las zonas de encuentros entre elementos de construcción.

Aislamiento termico

Los tipos de aislantes térmicos que más se usan son paneles de lana mineral o fibras de celulosa, espuma de poliuretano, planchas de poliestireno expandido o extruido, vidrio celular, perlita expandida, aglomerado de corcho…
La resistencia térmica de la capa aislante influye de manera directa en la temperatura del interior del inmueble durante las estaciones de verano e invierno. Esto se deberá a que durante el día la temperatura del aire circula, lo que afecta la intensidad y flujo de calor.

Los elementos estructurales son los que se encargan de absorber el calor durante la tarde y la noche, lo que amortiguará la temperatura en cualquier inmueble que use este tipo de material. Las capas constructivas que dan con el aire exterior pueden almacenar la temperatura reduciendo considerablemente el consumo energético, contribuyendo al ahorro de energía del inmueble en cuestión.



Aislamiento térmico adecuado

Como hemos visto existen muchos tipos de aislamientos térmicos diferentes. Para saber qué tipo de aislamiento térmico es el más adecuado se deben comparar aspectos técnicos y energéticos:

  • Según la valoración de eficiencia técnica: los materiales orgánicos y la lana de roca (material inorgánico sintético) serán los mejores.
  • Según la valoración de eficiencia energética: el aglomerado de corcho y las fibras de celulosa son los más eficientes tanto por consumo de energía como por generación de gases de efecto invernadero.